El cofre mágico o el espejo | Dinámicas de grupo: autoestima o confianza en uno mismo

Como ya he mencionado en los posts anteriores, ayer tuve que ir al aula de mi sobrino (Infantil, 5 años) a contarles un cuento. Se trataba de un proyecto que se conoce como “El cuento viajero” y que han iniciado las tutoras de Infantil con el objetivo de fomentar la pasión por la lectura en los niños. Teniendo en cuenta que me encanta leer y que me apasionan los niños, me esforcé en organizar un taller de cuentacuentos  que hizo de la actividad una experiencia muy gratificante para mí.

Como el mensaje que el cuento quería transmitir estaba relacionado con la confianza en uno mismo y la autoestima, decidí empezar la sesión o taller con una dinámica que conocía de oídas y que siempre había tenido curiosidad en ponerla en práctica. Había buscado información en internet pero no encontré la idea tan desarrollada, así que escribo este post para compartir con vosotros la manera en la que ha sido llevada a cabo en este caso.

Dicha dinámica se conoce como “El cofre mágico” o “El espejo”.

 

8930995979_aca7315475_z

 

MATERIALES

– Baúl o cofre.
– Espejo.
– Cinta aislante negra (opcional).

DESARROLLO

En nuestro caso, he usado un cofre que tenía en casa cuya base es algo mayor al tamaño de un folio. En su interior, he fijado un espejo con la cinta aislante negra, cubriendo los bordes de éste y todo el fondo del baúl. El espejo que he utilizado tiene un tamaño similar a medio folio.

 

DSC_0050

 

DSC_0057

 

Al empezar la dinámica tendremos el cofre cerrado y no desvelaremos lo que hay en su interior. A continuación voy a transcribir, en líneas generales, la conversación que tuve con los niños durante el desarrollo de dicha actividad.

-” ¿Conocéis alguna historia sobre piratas?”. (Sí…, no…).

-” No pasa nada, aunque no las conozcáis, estoy segura que sabréis responderme esta pregunta. ¿Dónde guardan sus tesoros los piratas?”. (¡Bajo la tierra!).

-“Sí, tenéis razón, lo guardan bajo tierra pero… ¿el tesoro está suelto o lo meten en algún sitio?”. (En un cofre…, en un baúl…).

-” ¡Muy bien chicos! Los piratas guardan sus tesoros en un cofre o baúl. Pues mirad, yo también tengo un cofre y en él guardo un tesoro muy especial.  Este cofre es mágico y, aunque no os lo creáis, dentro de él se encuentra la persona más importante del mundo… Sí, sí, yo nunca miento, dentro de este cofre vais a poder ver a la persona ¡más importante del mundo! Pero, para que se aparezca, necesitamos pensar muy intensamente en ella o no podremos verla.  Os voy a dar algunas pistas y quiero que, con los ojos cerrados, penséis en la persona que se halla dentro de este cofre”.

 

Los niños cierran los ojos.

– “Como ya he dicho, la persona que se encuentra dentro de este cofre es la persona más importante del mundo. Esta persona es muy guapa, tan guapa como ella quiera y pueda llegar a imaginar”.

– “También es muy inteligente, con su inteligencia es capaz de aprender todo aquello que le interese”.

– “Esta persona tiene una fuerza inmensa, con ella puede superar todas las dificultades con las que se encuentre”.

– “Esta persona es muy querida por todos los que le rodean, porque tiene la capacidad de ser muy amable y simpático con todos los demás”.

– “Cuando esta persona está alegre y contenta, todas las personas que le quieren se sienten mucho más felices”.

– “No hay nada que esta persona no sea capaz de hacer, pues reúne todas aquellas habilidades necesarias para poder conseguir todo aquello que se proponga”.

 

Se les pide a los niños que abran los ojos.

-“¿Habéis pensado mucho en esta persona? ¿Quién creéis que está dentro del cofre? (Un pirata…, Dios…, Un capitán pirata…, la Virgen…).

 

Ningún niño se ha aproximado a la respuesta correcta. Ahora llega el turno de pedirles que, uno a uno, se acerquen hasta el cofre y vean su interior. Se les pide que vuelvan a ocupar su asiento sin comentar a sus compañeros lo que han visto. Las caras de sorpresa han sido todo un poema.

-“Bueno, bueno, menuda sorpresa. ¿A quién habéis visto dentro del cofre?”. (Era un cristal…, ¡Es un espejo!, !A nosotros!).

-“Claro, ¡es que vosotros sois las personas más importante del mundo! ¿No estáis de acuerdo?”. (Dudan. Sí…).

-” ¿Vosotros no sois guapos?, ¿no sois todos unos chicos muy inteligentes?, ¿a vosotros no os quieren muchas personas?”. (¡¡Sí!!)

-“Entonces, ¿por qué no habéis pensado que hablaba de vosotros mismos cuando os he dado las pistas? Chicos, tenéis que confiar más en vosotros mismos y creer que sois realmente importantes, porque si confiáis en vosotros… ¡Podréis conseguir todo lo que os propongáis!”. 

 

Los niños ahora lucían sonrisas de oreja a oreja.

-” Pues bien, esto mismo es lo que van a aprender los protagonistas del cuento que os voy a leer”.

 

Como ya sabéis, esta dinámica la llevé a cabo en un taller de cuentacuentos, ya que me pareció ideal para que los niños pudieran entender mejor el mensaje que quería transmitir el cuento escogido (“La extraña pajarería”).

La conversación mantenida con ellos la he transcrito ya que en internet no encontraba nada tan detallado, tan sólo tenía claro que les tenía que hacer pensar en la persona más importante del mundo, así que tuve que escribirme un pequeño guión con unas frases que pensé que serían adecuadas para lograr el objetivo que pretendía.

Como siempre, espero que les sea útil esta idea. Como opinión personal, decir que me ha parecido una actividad bastante bonita y que ver las caritas que ponen al descubrirse a ellos mismos en el cofre es algo indescriptible. Así que, espero que realmente os animéis porque no os defraudará.

Por último decir, que esta dinámica es válida tanto para niños (desde aproximadamente los 5/6 años) como para adolescentes y adultos.

(Visited 28.651 times, 39 visits today)
Compártelo en...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

One thought on “El cofre mágico o el espejo | Dinámicas de grupo: autoestima o confianza en uno mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *